Biblioteca Pública Provincial Rubén Martínez Villena. Síntesis Histórica

(realizado por colaboradores del Sistema de Bibliotecas Públicas)

La Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena creada el 24 de febrero de 1960 como una biblioteca especializada del Instituto de Asuntos Financieros del Ministerio de Hacienda, en la calle Obispo No. 160 e/ Mercaderes y San Ignacio, La Habana Vieja, lugar donde actualmente se encuentra enclavado el Colegio de Altos Estudios San Gerónimo de La Habana y la Biblioteca Francisco González del Valle que atesora los fondos patrimoniales de la Historia de la Ciudad y otros documentos relevantes. El diseño interior, así como su mobiliario fue concebido a partir de referencias sobre el estilo de algunas bibliotecas norteamericanas de este tipo.

Esta institución tiene como antecedente la existencia de una sala de igual nombre, llamada también biblioteca popular, que brindaba servicios bibliotecarios públicos con libros de cultura general, incluyendo los textos utilizados en la enseñanza secundaria, desde la biblioteca del mismo instituto.

A los servicios de esta sala se unían los de la biblioteca juvenil conocida como Ismaelillo, la cual atesora colecciones de libros apropiados para niños y jóvenes y textos escolares. De esta forma se daba solución a las demandas de información de los habitantes de la municipalidad.

En 1965 el Ministerio de Hacienda recesó en sus funciones y el edificio fue ocupado por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), pero se mantienen la Sala Rubén Martínez Villena y la Ismaelillo ofreciendo similares servicios a la comunidad. Con la desintegración del INRA en 1967 ambas salas, como un todo, adquirieren rango oficial de biblioteca pública y pasa a formar parte de la Red de Bibliotecas Públicas del Consejo Nacional de Cultura, actual Ministerio de Cultura.

De 1960 a 1970 la biblioteca no cuenta con un director designado de manera oficial. La dirección la asumen, indistintamente, especialistas de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí con sólida experiencia profesional los cuales contribuyeron con el desempeño de los bibliotecarios, así como el funcionamiento de la misma.

Pero en 1970 es nombrada oficialmente como directora la bibliotecaria Carmen Xiomara Estévez, seguida en 1971 por Caridad Lara, Sara Escobar Carvallar (1973 a 1985), Modesta Luisa Pedroso (1985 a 1990) y Ela Ramos (1990 a 1994), para cerrar así una primera etapa de desarrollo que culmina con el paso de la biblioteca a una nueva sede en 1998.

A partir de 1980, ya estructurada por departamentos, la biblioteca alterna los servicios de información y las actividades de promoción cultural y de la lectura con la labor de asesoría y orientación técnica metodológica a las bibliotecas públicas de la capital. La superación profesional y técnica de los trabajadores de las distintas bibliotecas municipales y sucursales de la capital la asumen especialistas de la Villena en coordinación con la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí.

También es sede de la realización de actividades e importantes eventos de la profesión y la cultura nacional organizados por la propia biblioteca, la Dirección Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y la Dirección Provincial de Cultura de Ciudad de La Habana.

En 1989, luego de casi 10 años fungiendo como Biblioteca Provincial y centro rector metodológico del Sistema de Bibliotecas Públicas  de Ciudad de La Habana, La Villena adquiere oficialmente esta categoría la cual ha mantiene hasta la actualidad.

En el verano de 1998, el 23 de julio, la Biblioteca Rubén Martínez Villena reabre sus puertas en una nueva sede ubicada en la histórica y pintoresca Plaza de Armas del Centro Histórico de La Habana Vieja, como resultado del auspicio de la Comunidad Autónoma Española de Castilla y León en colaboración con la Oficina del Historiador de Ciudad de La Habana.

La remodelación del nuevo inmueble es obra de la arquitecta Tatiana Fernández de los Santos, directora de la Oficina de Proyectos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

La actual sede, con una singular fachada que se integra armónicamente al conjunto arquitectónico de la Plaza de Armas, cuenta con un confortable y funcional edificio de espaciosas áreas y salas de lectura distribuidas en cuatro plantas, en las cuales el usuario o visitante puede acceder a servicios de información y promoción de corte tradicional y online, así como al uso de un fondo bibliotecario de variadas temáticas y títulos en soportes diversos.

En esta etapa, la dirección de la misma ha estado en manos de varias bibliotecarias: Cila Delia Pentón Pérez (1994-2002), María Teresa Sánchez Rivera (2002-2009), Gretell Lobelle Fernández (2009–2013), Marietta Guillama Ponce (2013–2014) y Regla Perea Fernández, actual directora de la institución desde octubre de 2014.

Desde la nueva sede, la biblioteca marcha con paso ascendente en la preservación del patrimonio bibliográfico de la capital, la realización de servicios de información para la satisfacción de las demandas e intereses de los lectores que acuden a ella cada día y en su contribución a la cultura general citadina y a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

  

La Biblioteca Pública Provincial Rubén Martínez Villena, como centro rector metodológico del Sistema de Bibliotecas en la capital, mediante un equipo de trabajo integrado por sus especialistas principales y otros profesionales de experiencia, asesora, orienta, supervisa y evalúa metodológica y técnicamente el funcionamiento general de las 24 bibliotecas públicas (1 provincial, 14 municipales y 9 sucursales).

Este Equipo Metodológico Provincial colabora con la Junta Directiva de la institución en la toma de decisiones y la elaboración de estrategias de trabajo que coadyuven al cumplimiento de la misión de las bibliotecas, a la satisfacción de las demandas y necesidades de información de los usuarios e interviene en la evaluación de los diferentes procesos que sustentan la actividad bibliotecaria.