Homenaje de la Revista de la Biblioteca Nacional a su director Eduardo Torres Cuevas

Por Araceli García Carranza

Cuatro etapas o épocas ha vivido la Revista de la Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí” en sus primeros 110 años de vida. Y en esta última etapa, iniciada a mediados del año 2007 recibimos con orgullo al eminente historiador Dr. Eduardo Torres Cuevas como director de nuestra Revista.

En el Umbral del número 3-4 del 2007 el entonces nuevo director de la Biblioteca Nacional y su Revista confiesa como traspasaba el umbral de la institución, y como hasta esos días los cruzaba con pudor sobrecogido por su historia y por su Revista; la cual constituía desde su fundación un referente el cual  no podría ser obviado por aquellos que siempre aspiraron a nutrir su proyecto de vida y su pensamiento, y cómo con cada una de sus ediciones la Revista ha expandido cultura y ha contribuido al enriquecimiento de la memoria histórica sobre la base de los fondos documentales de la Biblioteca, y  sobre las investigaciones de todos los que alguna vez hemos trabajado en sus salas. El entonces nuevo director la valoró siempre con justeza hasta su último número correspondiente al no 1-2 del 2019.

Pero en cada Umbral o Editorial el Dr. Torres Cuevas nos dejó apreciables reflexiones, así en los números del 2008 nos recuerda los 220 años del natalicio del Padre Félix Varela Morales, y sus certeras síntesis históricas de las etapas por las que transcurrió el devenir de la Universidad de La Habana desde la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo hasta la Universidad de nuestros días, la Universidad que es Alma Mater de las universidades surgidas a partir de sus antiguas facultades.

En el año 2009 el Dr. Torres Cuevas titula su umbral “Una presencia centenaria” en la cultura cubana con motivo de cumplir nuestra Revista sus primeros 100 años, en estas páginas asegura que nuestra publicación  será hoy y siempre fuente nutriente de conocimiento verdadero   “(…) para pensar a los que nos pensaron, por la necesidad de pensar nuestro presente”

En los años 2010-2011 la Biblioteca Nacional estuvo sometida a una compleja renovación de su inmueble sin embargo el empeño de nuestro director hizo posible que la Revista apareciera, en modesto formato, con esclarecedores y enriquecedores estudios; venciendo obstáculos y dando a conocer aspectos muy singulares de nuestra historia y de nuestra literatura, así la Revista volvía a demostrar que nuestra cultura siempre indetenible crece real y maravillosa por encima de nosotros mismos.

Y a partir del año 2013 nuestro Director logra números verdaderamente antológicos. En el primero de ellos nos dice acertadamente:

“Para que una revista se mantenga viva no es suficiente el pensamiento vivo de los grandes muertos. Es necesario que por sus venas y arterias, por sus múltiples vasos comunicantes, fluya la constante inquietud por redescubrir lo ya descubierto, y por descubrir lo aún ignorado”.

Y así ha sido durante más de 100 años desde que en 1909 don Domingo Figarola Caneda fundara nuestra Revista inspirado en los más nobles sentimientos patrios. Figarola Caneda se propuso una publicación consagrada a la institución y a la socialización  de las diversas ramas relacionadas con la ciencia que ofrece el libro y las bibliotecas.

En el  otro número del 2013 ofrece un veraz e interesante dossier acerca del 4 de septiembre de 1933. Por cierto escasa bibliografía posee este hecho histórico   si se compara con las bibliografías de otros sucesos de nuestra historia patria. En el Umbral o Editorial de este número  el director explica con precisión las consecuencias de la caída de Machado, y la mediación y la presencia de un sargento llamado Fulgencio Batista.

En el número del año 2014 se lee en su cubierta: “La Revista en año de aniversarios”. Los rostros de Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Nicólas Guillén y Eliseo Diego, magistralmente interpretados por Fabelo, ilustran la cubierta y la contracubierta. Estos grandes de lo mejor de nuestra cultura, siempre presentes en nuestra biblioteca Nacional porque no sólo nos legaron sus obras inmensas, sino que honraron nuestra institución con sus inolvidables presencias. Otra vez nuestro director hace gala de su sabiduría y no olvida otros aniversarios, y otros reencuentros con Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, en el 140 aniversario de su muerte; con la poetisa y bibliotecaria María Villa Buceta, en el 105 aniversario de su nacimiento; con el patriota Salvador Cisneros Betancourt, en el centenario de su muerte; y con los revolucionarios Julio Antonio Mella, en el 85 aniversario de su muerte, y Rubén Martínez Villena, en el 105 aniversario de su nacimiento.

En  el  año 2015 la dirección de la Revista logra dos espléndidos números, el primero dedicado al 120 aniversario de la guerra necesaria. En su umbral el Dr. Torres Cuevas señala: “…gesta heroica en la que, una vez más los cubanos demostraron su disposición de sacrificio hasta la propia vida en aras de obtener la independencia patria. A ella está dedicado este número de la Revista,  tanto a   la evocación de dicha contienda como a  la presencia de José Martí, Antonio Maceo, Máximo Gómez, y otros próceres que la recorren de principio a fin”.

En el otro número de este año otra vez los contenidos de la Revista de la Biblioteca Nacional nos permiten descubrir y redescubrir, pensar y repensar aspectos diversos de nuestro quehacer.

Este número propone estudios enriquecedores y develadores de saberes relacionados con grandes figuras de nuestro acontecer y con hechos significativos de la historia de Cuba. Nuevamente la dirección de la Revista se propuso estimular el estudio y la interpretación de nuestro pasado con vistas a desarrollar una sólida conciencia nacional, sin olvidar su propósito de siempre haber sido y ser enciclopedia de la cultura cubana.

Con los dos números logrados en el año 2016 se reafirma la presencia de nuestra Revista en la bibliografía de la historia y la cultura cubanas, y su carácter de obra imprescindible en los temas que aborda. En la cubierta del primer número se lee: “55 Aniversario: Victoria de Playa Girón. Campaña de la Alfabetización”; y en el número 2: “90 cumpleaños de Fidel. 120 aniversarios de la caída de Antonio Maceo”. La Revista cumple así con sus viejos y nobles propósitos recordar aniversarios de hechos históricos, publicar textos con nuevos conocimientos, dar a conocer fondos patrimoniales de la nación cubana, en especial los fondos de la BNCJM y la bibliografía de carácter universal que atesora, salvar documentos identitarios de lo nacional y ser fiel a las mejores tradiciones de la cultura cubana.

En el número 2 y bajo el título “El paradigma de los revolucionarios cubanos”  nuestro Director recuerda al Comandante en Jefe Fidel Castro “quien seguirá presente mientras el hombre tenga la facultad de pensar y transformar”

En el año 2017 la dirección de la Revista muestra nuevamente la riqueza histórica y cultural de nuestra nación. En el primer número el Dr. Torres Cuevas expresa lo que siempre fue una constante durante su mandato:

“Pensar cada número de nuestra Revista es pensar en las necesidades informativas de las más recientes generaciones y contribuir a la formación de su memoria histórica”

Y en su número 2 con la preciosa cubierta y contracubierta Ché de Eduardo Roca Salazar, Choco, Premio Nacional de artes Plásticas 2016, otra vez aspira a satisfacer las necesidades informativas de las más recientes generaciones. En el Umbral el Dr. Torres Cuevas describe, palmo a palmo, la riqueza histórica y cultural de este número el cual “contribuye a la conformación de un pensamiento actual deudor de saberes acumulados y decantados por el propio paso del tiempo”

El Dossier con imágenes del Guerrillero Heroico recorre la Revista con motivo del 50 aniversario de su asesinato en Bolivia. Finalmente con los dos números correspondiente al 2018 y un número doble, en proceso editorial correspondiente al año 2019, cesa la dirección del Dr. Eduardo Torres Cuevas quien durante 12 años estuvo al frente de la BNCJM y de su Revista, con indiscutible magisterio, sabiduría y honestidad.

El número 1 del 2018 enriquece, en gran medida, la bibliografía de la Guerra Hispano- Cubano- Americana, exactamente en su 120 aniversario, los trabajos publicados en esta ocasión, confirman la necesidad de conocer nuestro pasado para entender mejor nuestro presente. Y en el número 2 de este año añadimos a lo más selecto de nuestra bibliografía nacional una fuente imprescindible para el estudio de la Guerra del 68. Por primera vez la Revista se publica en dos tomos y por primera vez tan bellamente ilustrada a color, precisamente en este año 2019 cuando ha cumplido 110 años de vida.

En este número nuestra Revista acoge, en sus páginas, aspectos poco conocidos de los años que marcan el nacimiento de nuestras luchas independentistas. Nuestro director en su Umbral titulado: Demajagua y los más puros misterios del alma cubana nos invita a penetrarlos según el deseo de José Martí:” Demajagua; la chispa: Cuba entera, la hoguera de luz y calor en la que se fraguó la nación. Quizás, por esos andares, descubramos la génesis de lo mejor de nosotros”.

Y con el número doble, dedicado al 330 aniversario de Santa Clara, aún en proceso de impresión, se cierra la cuarta época de nuestra Revista dirigida por el Dr. Eduardo Torres Cuevas, a quien deseamos éxitos en su nueva gestión al frente de la Oficina del Programa Martiano, y le garantizamos que la BNCJM lo reconoce como un sabio cubano al servicio de lo mejor de nuestra cultura y que en esta su Revista siempre estará presente.