La primera revista de orientación Teosófica en Cuba. La Revista Teosófica

Por Andrés Rivero Aponte

La palabra teosofía procede del griego Theós (dios o divinidad), y sophía (sabiduría); por lo que en su etimología significa sabiduría divina, e implica que esa sabiduría es accesible al alma humana a través de la intuición directa de una realidad suprasensible.(1) Esta corriente filosófica se origina en la antigua Grecia bajo la elaboración de los primeros filósofos como Platón, Armonio Sacca, Plotino y Porfirio; también influyendo en el movimiento neoplatónico de Alejandría en la figura del filósofo griego Jámblico  de Calcis.(2) Aunque cada uno de estos primeros filósofos otorga dimensiones específicas al término según su contexto.

El termino fue adoptado en la era cristiana, por Clemente de Alejandría; alcanzando mayor desarrollo en la época moderna, a través de varios movimientos místicos que acuñaron el término para sí, encabezados por Jakob Böhme (1575-1624), Johann Georg Gichtel, William Law (1686-1761)) y Emanuel Swedenborg (1688-1772), entre otros; poseedores de concepciones esotéricas, de inspiración religiosa o mística, todas fundadas en una tradición occidental de pensamiento de carácter cristiano, por lo que se conoce a estas ideas como teosofía cristiana.(3)

A finales del siglo XIX hay un resurgimiento de la teosofía en la articulación del movimiento teosófico moderno iniciado por Helena Petrovna Blavastsky  (1831-1891) y Henry Steel Olcott (1832-1907) con la fundación de la Sociedad Teosófica el 17 de noviembre de 1875 en la ciudad de Nueva York.  

La Teosofía se difunde en América Latina a finales del siglo XIX, desde diferentes frentes pero no logra penetrar en los espacios latinoamericanos hasta 1893 cuando se funda la primera rama teosófica en Argentina llamada Luz.(4)

Posteriormente la teosofía en su versión institucional llega a Cuba a finales de 1893 por influencia de algunos teósofos españoles entre los que destaca el militar español José Giménez Serrano (?-1910),(5) perteneciente al grupo de teósofos de Madrid. Quien junto a un grupo de simpatizantes funda la “Agrupación Teosófica de Sancti Spíritus”. Este hecho marca el inicio del proceso de introducción de la teosofía en Cuba como una nueva forma de sociabilidad.

La “Agrupación Teosófica de Sancti Spíritus” dentro de su pequeña membresía conto con personas pertenecientes a la intelectualidad profesional de la época, con un alto nivel de instrucción, mayormente doctores, profesores, militares y abogados.  Destacando como figuras principales el militar español José Giménez Serrano, el doctor Ramón Rogina Carbonell, el profesor Manuel Janer Román, y el abogado Miguel R. Muñoz Forval. Lo cual propicia que se encaminen a la publicación de materiales propagandísticos propios de la institución, aunque la vida de este pequeño grupo fue efímera ya que coincide con la guerra de Independencia de 1895 lo que produce que su membresía se disperse no logrando la institucionalización en este momento.

Con la culminación de la contienda de liberación nacional en 1898, muchos de los antiguos integrantes de la  “Agrupación Teosófica de Sancti Spíritus”  regresaron al país. Reorganizándose en La Habana un importante núcleo de teósofos entre 1899 y 1900.(6) Comenzando así las reuniones de estudio teosófico en la Capital.

El año de 1900 implicó un momento importante de restauración social bajo el Gobierno Interventor de Estados Unidos, creciendo el número de asociaciones inscritas entre 1900 y 1904 momento que aprovecharon los teósofos cubanos para reorganizarse y dar los primeros pasos hacia la institucionalización. (7) Empezaron por transformar sus grupos de estudios teosóficos, en reuniones de logia e iniciando los trámites legales para el establecimiento de la asociación en la Isla.

Destacando es esta etapa la fundación de la Logia Annie Besant, de La Habana,(8) el 20 de enero de 1901, en la calle Villegas nₒ111. La que se consolida como primera de su tipo en Cuba, Centroamérica y el Caribe marcando el inicio de la institucionalización de la sociabilidad teosófica en la región Centroamericana y Caribeña.(9)

A pocos meses de constituida legalmente la Logia Annie Besant en La Habana, se funda la Revista Teosófica, el 7 de septiembre de 1901(10), denotando la importancia que los teósofos cubanos le dan a una publicación seriada que actuara como medio de difusión de sus ideas. Es fundada y dirigida por José María Massó Juncosa presidente de la Logia Annie Besant.

Dicha revista tiene una periodicidad mensual, publicándose desde el 7 de septiembre de 1901 hasta el 7 de febrero de 1903, cuando  se  suspende entre otras cosas por motivos económicos. Contando con 18 números publicados, el lugar de administración e imprenta primero se localizó en la calle Amargura 33, apartado 365, La Habana, después en Lamparilla 34, Apartado 365 en la propia capital.  

Esta revista trasciende los espacios de la asociación  para convertirse en la primera publicación seriada de corte teosófico, orientalista y ocultista en Cuba. A continuación leemos un fragmento de su primer artículo titulado “Nuestro Propósito” en el cual apreciaremos el proyecto de la institución en boca de sus líderes:  

“Con el alba de este siglo, y satisfaciendo exigencias de nuestra propia conciencia, venimos a la vida pública con el propósito de aportar al acervo común nuestro contingente de ideas, (…) Nuestro propósito es llevar la eficacia de nuestras doctrinas y enseñanzas, al seno de esa  gran masa  social, (…) que ha sido, y es juguete de todas las fluctuaciones especulativas o practicas del pensamiento.

No debemos aceptar los escombros que nos ofrecen los diversos sistemas religiosos, inclinándonos a uno u otro sin madura reflexión, porque sería absurdo creer que cualquier sistema puede ser verdadero cuando no encierra en sí toda la verdad. La Teosofía viene hoy a llenar un vacío, aquí donde tan pocas personas se disponen a buscar la verdad por el espinoso camino de las incertidumbres y las dudas. Esta doctrina que ofrece solución a todas las dificultades (11)

En este fragmento se reflejada claramente los propósitos y directrices que la  fraternidad adoptará en Cuba, argumentando que su sistema de búsqueda de la verdad es el camino para alcanzar la autorrealización espiritual y destacando que sus cimentos son la libertad de pensamiento y una fraternidad universal que incluye la igualdad racial, social y de género,(12) aspectos esenciales que se equiparan con las aspiraciones sociales y políticas del momento de reafirmación nacional que está viviendo la nación en ese preciso instante.

En su  portada aparece su título oficial que es Revista Teosófica y en la primera página  aparece el título unido a un subtítulo: Orientalismo, Gnosticismo, Kabbalah, Ocultismo, esta colocación nos da a entender claramente que su identidad se encuentra contenida en su título y su subtítulo puesto que autodefine su contenido.

En sus páginas se trataron temas tan diversos tales como: ensayos de comparación de religiones, filosóficos, ocultismo, orientalismo, teosofía, descubrimientos y poderes psíquicos, tratados sobre reencarnación, karma y evolución espiritual; además de escritos y publicaciones de destacados líderes teosóficos mundiales entre los que destaca Madame Blavastsky, Henry S. Olcott, Annie Besant, Charles Webster Leadbeater, Arthur Arnould, Louis Revel, José María Massó Juncosa. Además entre sus contenidos se matizan fragmentos de importantes libros de corte teosófico como Isis sin Velo, La Clave de la Teosofía,  la Doctrina Secreta, La voz del Silencio, el Bhagava-Gita, La Biblia, pensamientos martianos, artículos traducidos del inglés y el francés al español de otras revistas teosóficas como, The Theosophist, (13) Lucifer,(14)  Le Lotus Bleus (15) The Path(16) y  artículos de la revista Sophia(17) principal medio de difusión de los teósofos españoles.

Por todo lo antes planteado podemos afirmar que la Revista Teosófica constituye un espacio de debate en torno a los ideales eclécticos que propone la teosofía, es decir, el resultando de los diversos temas culturales, místicos, ocultistas, religiosos y  filosóficos  que la revista divulga. Pertenecen al imaginario simbólico y  mítico de la cosmovisión  teosófica, que  expresan o simbolizan conceptos propios de su mentalidad los cuales intentan  introducir en la nación cubana.  

La importancia inminente que alcanza esta interesante publicación radica en que la lectura es uno de los principales elementos de la sociabilidad teosófica, por lo cual esta revista alcanzó la primacía en el ámbito de la institución; porque contribuyó a socializar conceptos propios de la teosofía desconocidos en el ámbito nacional y que son temas sugerentes en los debates teosóficos internacionales. Se convirtió en un medio de unión de la comunidad nacional de teósofos, contribuyendo a fortalecer identidades grupales afines más sólidas.

El nacimiento de Identidades grupales más solidas  a nivel nacional, no impedía que las logias teosóficas y su dirección central, que radicaba en La Habana, siguiera muy de cerca las orientaciones y direcciones espirituales de los líderes internacionales del movimiento, aunque comenzaban a elaborar interpretaciones doctrinales propias, el peso de las iniciativas en esta temprana época de la teosofía en Cuba partía de los centros internacionales.

El estudio  sistemático de la primera Revista Teosófica cubana constituye un elemento clave para entender las primeras formas asociativas de la teosofía en Cuba y una fuente de obligada consulta para historiadores, antropólogos y científicos sociales en general que pretendan reconstruir las redes teosóficas cubanas y su repercusión sociocultural en la nación.  

 

(1) Faivre, Antoine y Needleman, Jacob (Comps.): Espiritualidad de los Movimientos esotéricos modernos, Ediciones Paidós Ibérica, S.A, Barcelona, 2000. p.411.

(2) Idem, p.412.

(3) Goodrick-Clarke, Nicholas. The Western Esoteric Traditions, a Historical introduction, Oxford University Press, New York, 2008.

(4) El 7 de enero de 1893 se funda la primera rama teosófica en Argentina llamada Luz, Olcott trata de impulsar la teosofía en la región visitando Buenos Aires, Argentina en 1901, reuniéndose con los teósofos del lugar para posteriormente crea a través de una disposición ejecutiva, una Agencia Presidencial radicada en Buenos Aires, a cargo de Luis Scheiner .

(5) Penalva Mora, Vicente: El orientalismo en la cultura española en el primer tercio del siglo XX. La sociedad teosófica española (1888-1940), p.73; Vargas García, Lorgio: Historia de la Sección Cubana de la Sociedad Teosófica, Revista Teosófica cubana, No 1 ene-feb, 1951, pp. 7-15.

(6) Revista Sophia, febrero de 1900, pp. 63-64, aparece una noticia de la formación de un grupo de estudiantes de teosofía que están articulando una rama teosófica en La Habana fechada el 23 de enero 1900.

(7) Barcia, María del Carmen: Capas populares y Modernidad en Cuba (1878-1930), Editorial Fundación Fernando Ortiz, La Habana, 2005, pp.39-40.

(8) Los fundadores de la Logia Annie Besant fueron: como presidente: José María Massó Juncosa, vicepresidente: Nicasio Ramírez Martínez, secretario general: Ramón Rogina Carbonell, administrador: Miguel R. Muñoz Forval,  tesorero: Horacio Arroyo López, bibliotecario: Arturo Carricarte del Villar, vocales-consejeros: Miguel M. Romero Ripoll, Ambrosio L. Pereira, secretarios: Guillermo Pérez de Utrera Arcaño, Pedro Hernández Choperna, Hipólito Mora. Ver ANC. Fondo Registro de Asociaciones, leg. 1035, exp. 21944, folio. 103.

(9) El historiador e investigador costarricense, Ricardo Martínez Esquivel hace referencia en su artículo, Masonería y el establecimiento de la Sociedad Teosófica en Costa Rica (1904-1910), que el reglamento de lalogia Annie Besant de la Ciudad de La Habana, fue la base del reglamento de la logia Virya de San José, Costa Rica fundada en 1904.

(10) La Revista Teosófica cubana se emitía los días 7 de cada mes, como expresión simbólica de su valor místico-ocultista; haciendo referencia  a los 7 años de iniciación en las ciencias ocultistas. Además de representar un número sagrado para varias culturas, y religiones del mundo. Con una periodicidad mensual y se publicó desde el 7 de septiembre de 1901 hasta el 7 de febrero de1903, hasta que se suspende por motivos económicos, contando con 18 números publicados, el lugar de administración e imprenta, primero se localizó en la calle Amargura 33, apartado 365, La Habana, después en Lamparilla 34, Apartado 365, La Habana. Fue fundada y editada por Rama Teosófica Annie Besant de La Habana y su director y mecenas fue José María Massó Juncosa presidente de la logia.

(11) Revista Teosófica, año I. Núm. I., 7 de septiembre de 1901, pp. 2-3.                  

(12) Reglamento de la Rama de la Sociedad Teosófica denominada Annie Besant, Base 1 Constitución, articulo 8, ANC. Fondo Registro de Asociaciones, leg. 1035, exp. 21944, folio. 103.

(13) The Theosophist, revista teosófica internacional editada en inglés,  fundada en octubre de 1879 por Blavastsky y Olcott y publicada en Adyar India. 

(14) Revista teosófica, esotérica  fundada por Blavastsky en 1887 editada y publicada en Londres.

(15) Revista teosófica francesa editada en París. 

(16), Revistateosófica internacional editada en inglés en Nueva York.

(17) Revista Sophia, revista teosófica española, órgano oficial del grupo español de la Sociedad teosófica, fundada en 1893 que duraría hasta 1914 en su primera época, fundada por  Francisco Montoliu  y sostenida económicamente por José Xifré Hamel, sus directores  fueron sucesivamente José Meilán Chiappi, Viriato Díaz-Pérez de la Herrería, Rafael Urbano García, Manuel Treviño Pérez.