Grabados sobre fauna en un precioso tesoro

Por Olga Vega García.

La Historia Física, Política y Natural de la Isla de Cuba  constituyó un reto desde el punto de vista editorial  y luego de  múltiples vicisitudes tardó veinte años en concluirse, convirtiéndose en uno de los verdaderos tesoros del siglo XIX cubano, por tanto merece recibir un merecidísimo homenaje en esta sección en saludo a la 29ª “Feria Internacional del Libro en Cuba” (FIL Cuba), que se celebrará del 6 al 16 de febrero de 2020. En el no. 354 de Tesoros de Librínsula ya  se seleccionó la parte correspondiente al Atlas Geográfico (1) pero por el amplio alcance del libro se seleccionaran gradualmente otros de sus tomos componentes. Se incluirán imágenes a color y blanco y negro para que pueda detallarse la excelente calidad y nivel de detalle en sus láminas.

En un estudio realizado por el bibliotecario cubano, Dr. Jorge Aguayo y de Castro (1903-1994)  titulado  El extraño caso de la Historia Física, Política y Natural de la Isla de Cuba, publicado en 1946, se arriba a la conclusión de que  “es la obra más lujosa e importante que se haya publicado nunca para dar a conocer la flora, la fauna y las condiciones físicas, económicas y sociales de nuestra tierra”. Se considera que forma parte indiscutible de la Bibliografía Cubana, no obstante  haber sido escrita por un español, con la colaboración de especialistas franceses y publicarse  en el extranjero.

Se ha comprobado que encontrar ejemplares completos de la obra de esa magnitud en buen estado de conservación  resulta extremadamente difícil en la actualidad, como toda obra por suscripción, distribuida por entregas. Dos ediciones se produjeron con diferencias entre ellas: una francesa y otra española. Es difícil afirmar cuál de ellas es más importante puesto que  en ambos casos prima la rareza; por lo que cualquier biblioteca del mundo puede considerarse orgullosa de contarla en sus fondos, y los investigadores que estudian aspectos relacionados con la Cuba del Siglo XIX han de consultarla como una especial obra científica por el inmenso volumen de información contenido en ella.

En la el área de Fondos Raros y Valiosos del Departamento de Colección Cubana Antonio Bachiller y Morales de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí se guarda ese título, encuadernado en 13 volúmenes, de los cuales solo hay uno faltante, precisamente el correspondiente al Atlas de Zoología, que constituye una de las partes esenciales de dicha joya. Existe otra variante en 3 volúmenes que reúne en un alto porciento los tomos que conformaban la edición francesa de la obra y la totalidad de las planchas de los atlas. Más otros volúmenes y grabados sueltos. Se digitalizó mucho de ello para la consulta que ayuda a mantener los originales en un estado óptimo de conservación, restaurándose muchas láminas que requerían de ese trabajo.

Este título se complementa con Cuba en 1860, ó sea Cuadro de sus adelantos en la población, la agricultura, el comercio y las rentas públicas, suplemento a la primera parte de la "Historia política y natural de la isla de Cuba", hecha por el mismo autor y editada en París por  L. Hachette en el año 1862.

Sobre su autor, el naturalista, sociólogo, político y economista español Don Ramón de La Sagra y Peris (i.e.) Ramón Dionisio de La Sagra y Peris, nacido en la Coruña en 1798, y fallecido en Suiza, en 1871. Existe una amplia bibliografía que puede ser consultada en Internet. En Cuba vivió en La Habana entre 1823 y 1832, ostentó el cargo de director de su Jardín Botánico y fue profesor de la cátedra de Botánica, creada en 1824 convirtiéndose en autor de obras importantes en muy variados campos del conocimiento. Como era práctica común durante el Siglo XIX, en sus frecuentes viajes tuvo relaciones con personalidades de otros países y por supuesto con la intelectualidad cubana de su época.

Las láminas fueron ejecutadas inicialmente en cobre y retocadas a mano, y su belleza las hacen acreedoras del interés de los especialistas a escala mundial.

El Prospecto fechado  en 1837, explica ya su valía afirmando que la Reina Regente, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias y Borbón, 1806-1878)  prestó su protección a la obra y anunciando una primera obra de Historia Natural General que vería la luz en lengua castellana en una posesión española. Finalmente brinda información sobre entregas previstas, posibilidades de suscripción y precio que luego no se cumplirían.

En la parte correspondiente a Historia Natural, la que concentra en sus atlas la mayor belleza,  se asoció a naturalistas distinguidos que se dedicarían a la parte descriptiva de las especies. Se hizo hincapié en la parte de la Zoología, que comprendía toda clase de especies, en “suficiente cantidad de individuos para ser estudiados” (se dice que unos dos mil) y en el caso de los pescados fueron dibujados por él mismo. A ello se añaden anotaciones y los nombres vulgares con que fueron conocidos en el país.

Como dato curioso se menciona el caso de las jutías, citados por los Cronistas de Indias, que no fueron conocidas en Europa hasta 1824 y del caimán de la costa del sur (crocodilus rombifer) por haber sido remitido uno por La Sagra en 1833 al Museo Real de París. 

Existe entre otras reproducciones una edición facsimilar parcial de la obra en soporte bibliográfico, hecha por la Xunta de Galicia en 1996 que según se dice en Internet está presentada en dos tomos y recoge exclusivamente los capítulos compuestos directamente por de La Sagra y además otra en soporte digital hecha por el El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC),  tomando como base el ejemplar del Real Jardín Botánico, que incluye los XIII tomos. Por su parte la biblioteca digital del Real Jardín Botánico incluye un servicio de información sobre bibliografía botánica, en línea, donde puede consultarse la obra.

Como se ha manifestado ya en otros artículos elegidos como Tesoros, cuando se unen autores de prestigio, ilustradores de calidad, editores excepcionales, y temas que nunca perderán actualidad para muy diversos lectores; se obtienen productos informativos que constituyen a escala mundial piezas merecedoras de formar parte de programas como Memoria del Mundo de la UNESCO. Aunque a los efectos del acceso a piezas tan sensibles es bueno disponer de reproducciones, el hecho de contar con originales enriquece los fondos de cualquier institución atesoradora de documentos patrimoniales, y tal es el caso de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí que tiene como objetivo principal salvaguardar el patrimonio bibliográfico de la nación cubana.

BIBLIOGRAFÍA CITADA.

1 La Historia física, política y natural de la Isla de Cuba, de Don Ramón de La Sagra: un precioso tesoro bibliográfico para los investigadores. Primera parte: Atlas de Cartografía. Librínsula 354. jul.2017.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA.

Aguayo, J. " El extraño caso de la Historia Física, Política y Natural de la Isla de Cuba. En: Separata de las Memorias de la Sociedad Cubana de Historia Natural "Felipe Poey". Vol. 18. NO 2. La Habana, septiembre de 1946, pp. 153-184. [en línea]  Tomado de: http://eddosrios.org/obras/sagra/sagra.htm (Consulta 23 jun. 2012).

Historia fisica politica natural de la Isla de Cuba, 13 vols, complete set Ramón de La Sagra 1838 [en línea].
http://www.iberlibro.com/HISTORIA-FISICA-POLITICA-NATURAL-ISLA-CUBA/5011831658/bd [Consulta 23 jun.  2012]  Sitio de librería.

Ramón de La Sagra.  Historia física, política y natural de la Isla de Cuba [en línea]  http://www.worldcat.org/title/historia-fisica-politica-y-natural-de-la-isla-de-cuba/oclc/45223922&referer=brief_results (Consulta 23 jun. 2012).

Ramón de La Sagra.  Historia física, política y natural de la Isla de Cuba. [en línea]  http://bibdigital.rjb.csic.es/spa/proyecto.php (Consulta 23 jun. 2012).

Ramón de La Sagra.  Historia física, política y natural de la Isla de Cuba.  Santiago de Compostela: Xunta de Galicia, 1996. – 2 t.

Ramón de La Sagra. [en línea] http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=sagra-ramon-de-la (Consulta 23 jun. 2012)

Ramón de La Sagra. [en línea] http://es.wikipedia.org/wiki/Ram%C3%B3n_de_la_Sagra (Consulta 20 jun. 2012