En Cienfuegos murió el encomendero y nació el protector universal de los indios

Índice del artículo

En Cienfuegos murió el encomendero y nació el protector universal de los indios

Por: Antonio E. González Rojas
31 de julio del 2006

El humanismo transmuta en seres especiales que dedican su vida al género, sin importar raza, grado de civilización o cultura. De tal naturaleza fue el Padre Bartolomé de las Casas, cura español que durante el siglo XVI alzó voz contra los desmanes de los conquistadores para con los aborígenes de América. Una de las primeras tierras visitadas por este religioso universal, fue Cuba, y su lugar específico de asentamiento inicial fue la comarca de Jagua, hoy provincia de Cienfuegos.

El lugar específico la encomienda de aborígenes que trabajaron para él ha sido confirmado por el arqueólogo e historiador cienfueguero Marcos Rodríguez Matamoros, quien cuenta que “el trabajo de investigación demoró unos cuantos años, y en él colaboraron unos cuantos colegas, que aportaron información y demás”.

“Yo me basé en documentos históricos para recopilar todo lo que se había investigado y publicado hasta la contemporaneidad acerca de la encomienda y su localización en nuestro territorio. Me remití hasta los más antiguos como la Carta de Relación escrita por Diego Velázquez al Rey de España el 1ro. de abril de 1514, desde su comandancia en Cayo Ocampo, también en la región de Jagua. Ahí habla específicamente de este emplazamiento como un lugar próspero y rico”.

“También revisé el propio testimonio de Bartolomé de las Casas, en su obra Historia de las Indias, donde él hace mención de la posición geográfica: a una legua de Jagua, a media legua de la desembocadura del río Arimao”.

Sobre esta información ya se había trabajado durante la década de 1950 por los miembros del grupo Guamá, representado en Cienfuegos por Antonio González Muñoz, Ignacio Abello, y otros, que realizaron una serie de investigaciones en esa región, bien sin obtener un resultado positivo acerca de la encomienda.

“Tuve la ventaja de participar en la expedición conjunta cubano-soviética que se efectuó en el sitio nombrado Loma del Convento entre 1987 y 1989” , continúa Marcos, “ allí fui testigo de la aparición de elementos de origen europeo en las excavaciones que demuestran la presencia de españoles en épocas tan tempranas como 1514 y 1516. Posteriormente se hicieron consultas a instituciones y pruebas que corroboraron el origen y datación de tales objetos como una pata de compás náutico tallada por un aborigen”.

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua