Sueño con tener un grupo y hacer espectáculos

Índice del artículo

Sueño con tener un grupo y hacer espectáculos

Por: Julio Martínez Molina
24 de marzo del 2008

Idania, aquella niña que identificamos de manera automática con el grupo Ismaelillo por espacio de más de tres lustros, se convirtió en una aplaudida joven artista de 25 años con notables condiciones vocales, una proyección escénica todoterreno y un sentido de la responsabilidad y el deber envidiables, quien se encuentra en ascendente etapa de su carrera musical.

Ya como solista, figura entre las voces de Cienfuegos más reconocidas en el ámbito nacional, al punto de que acaba de ganar el Gran Premio (y otros cuatro lauros, además) del Concurso Nacional de Música Mariana de Gonitch.

La artista nos regaló una mañana de sus cargados días para conversar sobre su obra, preocupaciones, afanes, gustos…

¿Qué características tuvo el concurso? ¿Con cuáles temas te presentaste?

"Competí porque ví la convocatoria del certamen en la prensa. El concurso se dividió en tres rondas (antes tuvo lugar la fase eliminatoria entre los treinta participantes); a la primera llegamos diez concursantes, quienes debíamos interpretar tres géneros: trova tradicional; nueva canción y temas folclóricos latinoamericanos. En cada caso canté La cleptómana; Yolanda y Yo vengo a ofrecer mi corazón.

"Cuando finalizó la primera ronda, pasamos solo ocho a la segunda, para la cual se reclamaba feeling, terreno en el cual presenté Tú me acostumbraste; Bolero -hice Sombra-; e idioma extranjero, apartado para el cual preparé, Memory, de la ópera Cats. En la tercera ronda eran obligatorias la canción política (mi apuesta fue Créeme); y la guajira: canté El punto cubano.

"Obtuve cinco premios, tres en idioma, trova y guajira. El otro consistió en ir a El Gato Tuerto, sitio donde ya estuve, compartiendo escenario con Héctor Téllez y María Antonieta; visita que aproveché para intervenir además, en la peña de Carlos Ruiz de la Tejera. El Gran Premio absoluto en Música Popular, (también se entrega en lírica) se me concedió por la obra en general, pues desde que empiezas a concursar te están valorando".

Aunque sea una pregunta de cajón, debo hacértela: ¿Qué reportó esta distinción para ti en todo sentido?

"Significó algo muy especial, la realización de todos estos años de trabajo, la consagración de mi esfuerzo, un paso importante en mi superación".

El "Mariana de Gonitch" corroboró tu versatilidad y eclecticismo.
"Me propuse desde mis inicios ser ecléctica; mi primer maestro, Gonzalo Bermúdez, me formó para eso, y siempre estuve de acuerdo con él. El concierto por el 8 de marzo celebrado en Cienfuegos fue una prueba, interpreté desde un popurrit en un simple piano, hasta un fragmento de la ópera Evita que precisó hacerse con montaje, escenografía…, en fin; de igual forma el homenaje a Lola Beltrán con El currucucú…

 


 

 

Fue tu estreno en público con algo mexicano, ¿no?

"Totalmente nuevo, lo estrené allí, en ese concierto dirigido por Hugo Oslé".
Tengo entendido que es tu maestro ahora. ¿Te ha rendido beneficios la fórmula?
"Comencé recientemente con él. La relación me va superbien. Oslé fue alumno de Mariana de Gonitch. Ya desde la primera clase de canto -fueron ejercicios en lo fundamental- sentí que comencé a cambiar, desde la forma de respirar hasta todo".

¿Cómo te preparas técnicamente?

"Todos los días me preparo física y vocalmente; y creo que eso ayudará a madurar algo que está todavía medio pintón. Cada jornada realizo ejercicios de voz. A través de los años he tratado de corregir los defectos que me iba detectando en las grabaciones de los conciertos; he explorado mi voz y aprendí a conocerla, a trabajarla".

¿Puedo inferir entonces que tu voluntad autodidacta de superación te resultó indispensable?

"En verdad, he sido mi principal maestra, porque he tratado de ubicar y extraer lo mejor de mí, de manera perseverante y sistemática. Después de eso, lógicamente, constituyó algo fundamental la labor de forja del maestro Gonzalo Bermúdez; y ahora Hugo".

¿Cuáles son tus temas preferidos?

"Lo que más me gusta cantar son cosas de sentimiento, feeling o bolero, lo que yo pueda sentir".

¿Con qué sueñas?

"Sueño con tener un grupo acompañante, me gusta sentir la música en mí.
"Con hacer espectáculos donde pueda demostrar mis diferentes habilidades, cantar, bailar, tocar la flauta, piano, y toda la gama de la percusión. En junio me gradúo del nivel medio de flauta y percusión; en piano ya lo hice, y de hecho ejerzo el magisterio en la Escuela de Arte Benny Moré".

¿Te llena espiritualmente la labor profesoral?

"Llevo tres años como maestra de piano en el sitio mencionado. Imparto el instrumento en primero, segundo y tercer años. Es uno de los privilegios que me pudo dar la vida. Ellos, los niños, mediante un gesto, te pueden mostrar mucho. Un beso suyo fortifica el ánimo".

Aparentas ser una muchacha de carácter serio.

"En el sentido de que me gusta ser lo más responsable posible, hacerlo todo casi perfecto, sí lo soy. Y más, hasta quisquillosa, eso viene en mi mapa genético; mi mamá es superseria, bastante lacónica…, pero en realidad no me considero una persona seria si se asume el término por adusta, grave".

 


 

 

¿Qué te divierte?

"Escuchar música, salir a bailar con amigos, sentarme en la playa".

¿A ver el mar?

"No chico, a reflexionar, a pensar en todo, en qué pudiera hacer a partir de ese momento".

¿Eres consciente del atractivo que ejerces sobre cierta rama del auditorio masculino?

"Lo soy".

¿Tienes novio?

"Bueno, ahora no".

¿Referentes en la música?

"Beatriz Márquez; Silvio me encanta, es uno de los paradigmas de casi todos, pero no puedo dejar de incluirlo entre mis devociones. En lo internacional, Barbra Streissand, mi ídolo eterno por sus condiciones vocales, su capacidad y versatilidad de cantar todos los géneros, de ser actriz, su sentido de a donde llegar".

Has desarrollado una intensa labor en la cobertura artística de actos políticos, de la mano del Partido y la UJC.

"Me gusta cantar y pienso que deben aprovecharse todos los escenarios y motivos, mejor aún si responden a una noble causa. Actos patrióticos como recibir a médicos internacionalistas y muchos otros de diverso tipo me alimentan, me brindan una espiritualidad necesaria. No pierdo la oportunidad de cantar, sea en una esquina o en un teatro donde se presente cualquier primera figura. Cuando no tengo nada en la jornada, me pongo intranquila. Empiezo hasta a comer por gusto, de ansiedad, tengo que estar haciendo algo. A veces me coinciden hasta tres actividades en un mismo día, es una cosa superagitada. Pero es así como me gusta estar realmente a mí. Estoy segura que el día a día mío, la perseverancia, la incondicionalidad ante todo me ayuda a seguir creciendo".

No todos apostaron por tí en un principio; los menos por fortuna.
"En honor a la verdad, no sé por qué he llegado hasta aquí, ni por qué canto; al principio todo resultó bien difícil, con trabas y dificultades, se me pusieron muchos peros ('esa niña no se mueve, esto y lo otro'), pero otros creyeron que sí, que sí podía. La ayuda de mi casa y mis amigos resultó determinante para mantenerme firme".

¿Te sientes respaldada en las esferas culturales?

"En Cultura se apoya mi arte, me ayudan, me reconocen; pero quizá en estos momentos no, pues ahora, aunque algunos no lo crean, estoy en condición de aficionada".

 


 

 

¿Cómo es eso?

"Te aclaro, yo era ya profesional, pero ahora el día de hoy no pertenezco a la Empresa de la Música".

¿Por qué?

"Porque hubo una audición, antes de la cual no recibí la información adecuada, no pude ir, y sucedió este hecho lamentable".

¿No existe la oportunidad de que se enmiende ese error, tan paradójico en el mejor momento de tu trayectoria?

"Aunque en dicho momento se me dijo que no, a punto de sostener esta entrevista debo tener un contacto en busca de vías de apertura".

Espero que se te abran, como mereces.

"Gracias".

¿En qué se basa tu actual repertorio activo?

"Poseo un repertorio activo compuesto por varios géneros. El que trabajo en la actualidad está conformado para mostrar de todo (e incluso tengo cosas que todavía no he sacado, para hacerlas con instrumentos, ya desde el punto de vista del espectáculo). El de ahora tiene para todos los gustos".

¿Mantendrás tu peña con Marcos Sánchez?

"Sí, pienso mantener esa peña a dúo con Marcos Sánchez, que se realiza los primeros sábados de cada mes en el Museo Provincial y lleva por nombre, Arte 360 grados, donde incursionamos en muchos perfiles, desde la trova hasta la canción, desde boleros hasta a veces cosas moviditas. Allí toco la flauta y hasta ejecutamos algunos instrumentales".

¿Cuándo terminas tu carrera universitaria?

"Curso el tercer año de Comunicación Social. Me atrae mucho el Periodismo".

Entonces, ¿tendremos una cantante en nuestras filas, al menos de forma eventual?

"No sé, todo puede ser".

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua