Sueño con tener un grupo y hacer espectáculos

Índice del artículo

 

 

Fue tu estreno en público con algo mexicano, ¿no?

"Totalmente nuevo, lo estrené allí, en ese concierto dirigido por Hugo Oslé".
Tengo entendido que es tu maestro ahora. ¿Te ha rendido beneficios la fórmula?
"Comencé recientemente con él. La relación me va superbien. Oslé fue alumno de Mariana de Gonitch. Ya desde la primera clase de canto -fueron ejercicios en lo fundamental- sentí que comencé a cambiar, desde la forma de respirar hasta todo".

¿Cómo te preparas técnicamente?

"Todos los días me preparo física y vocalmente; y creo que eso ayudará a madurar algo que está todavía medio pintón. Cada jornada realizo ejercicios de voz. A través de los años he tratado de corregir los defectos que me iba detectando en las grabaciones de los conciertos; he explorado mi voz y aprendí a conocerla, a trabajarla".

¿Puedo inferir entonces que tu voluntad autodidacta de superación te resultó indispensable?

"En verdad, he sido mi principal maestra, porque he tratado de ubicar y extraer lo mejor de mí, de manera perseverante y sistemática. Después de eso, lógicamente, constituyó algo fundamental la labor de forja del maestro Gonzalo Bermúdez; y ahora Hugo".

¿Cuáles son tus temas preferidos?

"Lo que más me gusta cantar son cosas de sentimiento, feeling o bolero, lo que yo pueda sentir".

¿Con qué sueñas?

"Sueño con tener un grupo acompañante, me gusta sentir la música en mí.
"Con hacer espectáculos donde pueda demostrar mis diferentes habilidades, cantar, bailar, tocar la flauta, piano, y toda la gama de la percusión. En junio me gradúo del nivel medio de flauta y percusión; en piano ya lo hice, y de hecho ejerzo el magisterio en la Escuela de Arte Benny Moré".

¿Te llena espiritualmente la labor profesoral?

"Llevo tres años como maestra de piano en el sitio mencionado. Imparto el instrumento en primero, segundo y tercer años. Es uno de los privilegios que me pudo dar la vida. Ellos, los niños, mediante un gesto, te pueden mostrar mucho. Un beso suyo fortifica el ánimo".

Aparentas ser una muchacha de carácter serio.

"En el sentido de que me gusta ser lo más responsable posible, hacerlo todo casi perfecto, sí lo soy. Y más, hasta quisquillosa, eso viene en mi mapa genético; mi mamá es superseria, bastante lacónica…, pero en realidad no me considero una persona seria si se asume el término por adusta, grave".

 

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua