Joel Zamora, cuarenta años de carrera artística regalando carisma a su pueblo

Este 2021 celebra sus 40 años de vida artística Joel Zamora, un creador con mucho carisma y una manera abierta y transparente de acoger, aupar y proteger a quienes se acercan a su vera; rasgos que evidencia en su Compañía Flamenca, que estará cumpliendo 25 años de fundada el próximo 6 de diciembre. Ambas fechas coinciden con este tiempo de pandemia, por lo que Joel y su esposa Ivet C. Pacareu, quien es además exponente de las artes plásticas de la provincia, han tenido que reestructurar sus planes y proyectos. Sin embargo, Joel e Ivet, como el equipo increíble que son, tanto en la vida como en el arte, han puesto todo su empeño en sacar adelante lo positivo de este nuevo reto. 

La pareja de artistas, enfocados en las posibilidades de la tecnología, han encontrado una manera de seguir en contacto con su público. Según Joel, la constancia de Ivet fue decisiva para diseñar un sitio Web y diferentes páginas con el objetivo de promocionar el trabajo, tanto de la compañía como de la Academia. Se abrieron, además del canal en Youtube, cuentas en InstagramTwitterSoundCloud y Flickr. Han hecho un rescate de materiales audiovisuales y fonográficos, que abarcó documentos, fotos, digitalización de presentaciones en vivo, espectáculos en teatros, programas televisivos y radiales, ahora, al alcance de todos en las redes.

Otro acierto lo es el programa Con Inspiración Flamenca, que suben cada domingo a su canal de Youtube y en el que, desde “El Patio Andalú”, hacen una invitación a la cocina, la cultura regional y la española. Se presentan entrevistas realizadas a varios artistas de diferentes ramas, tanto de Cienfuegos como de España. Cada uno es presentado en un capítulo de doce  minutos; es monotemático, con una estructura y guion que nos deja con deseos de seguirlos cada domingo. En estos momentos se hacen los arreglos necesarios con el canal Perlavisión, para que esta primera temporada llegue a cada casa sureña durante el próximo verano.

Es otra manera de festejar la carrera de un artista como Joel, que comenzara hace 40 primaveras, cuando contaba solamente con ocho años y ya subía a un escenario. Zamora demuestra su versatilidad y nos complace con sus coplas, la interpretación de la guitarra al estilo flamenco y del cajón, sus canciones con un sello trovadoresco y moruno, en donde también le ha acompañado Ivet. Y ahora nos sorprende como conductor de su propio programa, evidenciando sus cualidades histriónicas.

Lo he visto desarrollarse como profesor de danzas españolas, coreógrafo, bailaor, compositor, arreglista, cantaor, trovador, al frente de su agrupación, de su compañía y de su Academia. También he vivenciado sus espectáculos, en los cuales hasta se encarga a veces del diseño de luces, y lleva la batuta de casi un centenar de niños y adolescentes a los que les ha regalado una nueva oportunidad en su desarrollo estético.

Gran parte de las integrantes de su compañía crecieron junto a él, como Nayara Hernández, que entrara con solo nueve años, y Soteris Roldán, que comenzó también muy niña en 1996 y aún lo acompañan, junto a tantos nombres. Y es que son una gran familia, que salvaguarda los valores de nuestros ancestros y mantiene unidos por lazos de confraternidad a estos soñadores, que un día quisieron demostrar que sí era posible hacerlo.

Otro de sus lauros está en lo personal, en ese crecimiento humano que siempre debe acompañar a un artista, en los valores que comienzan desde la familia que ahora él forma. Me cuenta con orgullo que han podido dedicarle aún más tiempo a su hijo Calé. Juntos han realizado muchas actividades en casa, entre las cuales destaca la educación general, artística y también un día dedicado al patio para cultivar, embellecer, cuidar las plantas y aprender a vivir en armonía con la naturaleza. Día que termina en una pequeña barbacoa para disfrutar del ambiente creado por padres e hijo.

Así celebra el artista estas dos fechas tan significativas. Y es que la magia de la vida y del arte está en transformar momentos difíciles, poniendo el mejor empeño en construir con ellos algo útil y hermoso. Hacer de cada día una oportunidad para convertirlo en una jornada mejor.

(Tomado de 5 de Septiembre)

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua