La cultura: una vía para alimentar el alma

La cultura: una vía para alimentar el almaPor: Rosa María Díaz Hernández
3 de febrero del 2008

"Debemos lograr que la programación cultural sea un reflejo de las necesidades de cada territorio, en consideración del espacio y del público al que va dirigido", aseguró Silvia Montano, directora nacional de Programación Cultural del Ministerio de Cultura.

 

 

Lo anterior lo expresó la directiva durante el Primer Encuentro Provincial de Programación, desarrollado en la ciudad de Cienfuegos. El evento tuvo como objetivos propiciar el encuentro y diálogo entre especialistas, comunicadores, creadores e instituciones culturales, encargados todos de promover el arte en general, y facilitar la búsqueda de estrategias que favorezcan un mejor desempeño como agentes de transmisión de la cultura, especialmente de la cubana, en los diferentes espacios.

Silvia exhortó a mantener la sistematización en proyectos, actividades e instituciones dentro del sector. Explicó que, nacionalmente, se comienzan programas con mucho ímpetu y al no tener un seguimiento adecuado decaen y no logran su tarea de nutrir espiritualmente a la sociedad.

Respecto a este tema, añadió que el auge en la programación que obtiene el país en las etapas veraniegas y de fin de año sufre un cambio radical cuando terminan. Dicha falta de sistematicidad produce desconfianza en la población, en tanto la suspensión de las actividades, unida a la falta de espacios, provoca inconformidad y problemas sociales.

"La cultura -recalcó Montano- es una vía para salvar a cada individuo, comunidad o segmento poblacional, e influye en el comportamiento social de cada persona, por ello es necesario vincular sus proyectos con las campañas de lucha contra las drogas, la prostitución, el alcoholismo, la prevención del SIDA. No obstante, no podemos programar actividades sólo para los que tienen problemas".Más adelante dijo que era necesario fomentar el diálogo entre el artista, el creador y la institución, así como mejorar las condiciones de locales, instrumentos y materiales. En tal sentido se refirió a la importancia del Movimiento de Aficionados, al que se debe atender, reconocer y estimular sistemáticamente.

 

Por otro lado, la funcionaria explicó que este taller se realiza para analizar los problemas, pero, sobre todo, para proponer soluciones. De ahí que durante la jornada se trabajara en cuatro comisiones, las cuales analizaron, por separado, la creación y crítica en programación, su público, labor de los medios y mecanismos de promoción y eventos, actividades principales, concursos y premios en función de estimular el desarrollo cultural.

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua