Hinchar velas a favor del teatro

Hinchar velas a favor del teatro Por: Julio Martínez Molina
1 de diciembre del 2007

Los cienfuegueros recibimos la buena nueva de que la sala Guanaroca vuelve a hacer espacio dentro del circuito teatral de la ciudad. Completamente remodelada, acogerá la presentación del grupo Velas Teatro que anuncia el estreno de la obra La noche del pez luna, texto original del cienfueguero Ricardo Muñoz Caravaca.

El destacado dramaturgo, asentado en Colombia, no ha logrado borrar la huella marcada en la escena de la Isla a fines de los 80 e inicios de los 90, cuando con una opción dramatúrgica poblada de imágenes y vuelo metafórico, imprimió un peculiar modo de decir que halló resonancia en otros grupos del país y en el propio Teatro A Cuestas, la agrupación entonces bajo su égida.
 
La noche del pez Luna, escrita en el año 2001 y dirigida artísticamente por Muñoz Caravaca, será estrenada por Velas Teatro en lo que promete perfilarse como el inicio de un trabajo sostenido entre la agrupación cienfueguera y el dramaturgo, consagrado por una obra madura, donde la poesía, sin dejar de estar presente, va acomodando con tino la situación dramática que se recrea. "Velas Teatro es un desgaje del Centro Dramático de Cienfuegos, un grupo de actores que decidimos hinchar velas a favor de las mejores tradiciones de la escena cubana, sin desdeñar el valor de la vanguardia y las particulares formas de expresión del teatro contemporáneo", expresó en vísperas del estreno, el director de la agrupación Javier Fernández Jure. 
 
  Con un repertorio signado por obras como La balada de la Cárcel de Reading, versión teatral que hace Fernández Jure sobre el poema de Oscar Wilde; Petición de Mano, de Chéjov y El dulce monólogo de las vaginas, de Eve Ensler, esta última iniciadora del currículo del grupo bajo el nombre de Velas Teatro, la agrupación cienfueguera intenta dar cuerpo a lo que se ha dado en llamar el teatro de repertorio. Suele decirse que el pez Luna es un ejemplar marítimo de grandes dimensiones y comportamiento extraño, casi siempre se le observa nadando en solitario, centenares de kilómetros mar adentro y en dirección desconocida. "Desde donde yo estoy, hay una isla que es como el Pez Luna, un paraíso perdido, o un sueño de tantos, que buscan la luz en ninguna parte. Cada época es el sueño de otra, y nosotros somos esa 'carne transcurrida' y tatuada por los acontecimientos que solo tenemos un pequeño trayecto para reír o llorar en ese largo sembrar y arar que es la vida. 

 

"Un eterno agradecimiento a Velas Teatro por hacer vivir mis nostalgias del teatro en el bello escenario de Cienfuegos", dejó expresado en el programa concebido para las noches de presentación el actor-director Ricardo Muñoz, de seguro en una especie de confesión íntima de quien apuesta a diario por los hombres que han hecho y hacen flores en ese desierto que es la vida.

60 años de Palabras a los intelectuales

Curiosidades

Calle B. Revista Cultural de Cumanayagua